La Audiencia Provincial determina que no hubo actuaciones delictivas en Agrimusa

agrimusa

La Audiencia Provincial de Badajoz ha determinado en sendos autos que no hubo actuaciones delictivas en la empresa municipal Agrimusa.
Con estos fallos se pone fin al litigio judicial emprendido hace dos años por la gerente de la empresa municipal por acoso laboral y por el supuesto uso de fitosanitarios prohibidos, así como de prevaricación contra un consejero de Agrimusa. Todas estas causas han sido desestimadas, según el ayuntamiento y ya no caben recursos. De ello han informado este martes el Alcalde, José Luis Quintana, y miembros del Consejo de Agrimusa, en concreto, el Presidente, Juan Antonio Merino y la Vicepresidenta, Ana Bahamonde.
“Tenemos que lamentar el daño ocasionado a responsables públicos, empresarios de la localidad, trabajadores de Agrimusa, así como a la imagen de la propia empresa pública. Un daño que no siempre puede resarcir una sentencia judicial favorable como es éste caso. Durante más de dos años, desde la Institución que presido hemos sido enormemente respetuosos con las decisiones adoptadas durante el procedimiento judicial. Ahora, tras desestimarse el último recurso de apelación planteado, y con un auto de la Audiencia Provincial contra el que no cabe recurso alguno, es el momento de hacer una reflexión profunda sobre lo ocurrido, sobre todo por quienes han tutelado este proceso a base de denuncias contra Agrimusa, y por extensión contra este Ayuntamiento”, señala el alcalde.
Cabe recordar que el proceso se inició en julio de 2019 con la denuncia por presuntos delitos de acoso y contra la salud pública planteados por la gerente de Agrimusa. La acusación se planteaba contra el presidente de AGRIMUSA y Concejal de Limpieza viaria, Medio Ambiente, Parques y Jardines, Juan Antonio Merino.
El Juzgado de Instrucción de Don Benito determinó que no había delito de acoso laboral tal y como planteaba la gerente en su denuncia y se procedió al sobreseimiento provisional a través de un auto que ponía final a la investigación judicial.
Con posterioridad, se unieron a estas diligencias una denuncia de Ecologistas en Acción relacionado con la compra y utilización de productos fitosanitarios. Esta denuncia se ve ampliada por parte de Ecologistas en Acción al vincular la compra de estos productos a una empresa relacionada con un consejero de Agrimusa.
Sobre el acoso laboral, la Audiencia Provincial se reafirma en la sentencia del Juzgado de Instrucción de Don Benito, donde se señala que no hay delito por acoso.
En relación a los fitosanitarios, finalmente, la Audiencia Provincial informa que ni los tratamientos aplicados atentan contra la Salud Pública, ni hay indicios de prevaricación en la adquisición de determinados productos adquiridos por la empresa municipal para su actividad.
“La sentencia es clara y no hay opción de recurrir a instancia superior”. “Al inicio de la intervención les decía que este tipo de procedimientos nos deben obligar a hacer una reflexión serena por el daño ocasionado a muchas personas y pido disculpas a la ciudadanía por los dos años de titulares y repercusión mediática negativa que se puede haber trasladado de una empresa municipal y del servicio que presta. Lamento enormemente que la gestión pública se vea ensombrecida por la vía de la judicialización, sin valorar el coste que eso ocasiona”
“Por ello, esta sentencia viene a demostrar lo que desde este Equipo de Gobierno siempre hemos defendido, el rigor y la profesionalidad del Concejal, Juan Antonio Merino en el ejercicio de sus funciones, poner en valor la pulcritud de todos los procedimientos administrativos en el caso del empresario local y Consejero de Agrimusa al que se pidió ser investigado y por último, demuestra la profesionalidad de la actividad desarrollada por la empresa municipal y la de los trabajadores que hacen posible su funcionamiento. Profesionalidad que quiero agradecer de los empleados públicos en los momentos en lo que se produjeron periodos de baja laboral solicitados por la gerencia de la empresa y que han sido cubiertos con medidas de carácter temporal para garantizar la dirección y toma de decisiones de Agrimusa.
Estoy convencido de que todo este proceso podría haberse evitado”, informa José Luis Quintana.
Dos años después, la sentencia es taxativa con todas las denuncias planteadas, no hubo delito de acoso, no hubo delito contra la salud pública, no hubo delito de prevaricación. Varias instancias judiciales han argumentado estas afirmaciones, añade
Para finalizar, el alcalde ha solicitado un ejercicio de responsabilidad pública para quienes han llevado a esta situación y pusieron en tela de juicio tanto la gestión de Agrimusa como la labor de quiénes ostentan su responsabilidad como responsables municipales.

Compartir en whatsapp

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.