La fusión daría pie a la construcción de un nuevo palacio de justicia con seis juzgados de instrucción

alcaldes y presidenta tsjex

La Unión de Villanueva de la Serena y Don Benito convertiría a la nueva ciudad en el tercer núcleo judicial de la provincia pacense, por detrás de Badajoz o Mérida.

Una afirmación que hace la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, María Félix Tena, tras la reunión mantenida este viernes 5 con los alcaldes de ambos municipios, Miguel Ángel Gallardo y José Luis Quintana, respectivamente.

Los ediles han mantenido un encuentro con Tena con el fin de exponer el proyecto, así como las repercusiones a nivel judicial que supondría la futura unión para la nueva ciudad.

Cabe recordar que actualmente cuentan con dos partidos judiciales diferenciados, que se fusionarán en uno el día de mañana. De ahí la importancia de este proyecto para la Justicia extremeña, recalca Tena.

La presidenta del TSJEX, avanza además la posibilidad de ampliar en número los juzgados de Instrucción. En la actualidad, Villanueva cuenta con dos, mientras que en Don Benito son tres los existentes. Manteniéndolos en cinco ya estarían equiparados a Mérida o Plasencia, recuerda Tena.

Sin embargo, “al confluir en cuanto a número de habitantes y procedimientos, posibilitaría la creación de nuevos órganos judiciales, como órganos de Primera Instancia o la creación de otros de mayor especialización”, declara.

No obstante, Tena insiste en que no se puede adelantar la situación, y aunque los alcaldes tienen todo el trabajo muy adelantado y “hay cuestiones para concretar, sería factible al menos un sexto Juzgado en un futuro próximo”. En este sentido, indica que “no se trata de una carrera de obstáculos, sino de ir valorando las situaciones que nos vayamos encontrando”. A esto, además, se incorpora la posibilidad de que los jueces del nuevo Palacio de Justicia cuenten con la categoría de magistrados.
Por su parte, el edil villanovense, indica que, durante la reunión mantenida con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; ya se adelantaron todos los detalles del proyecto también a nivel judicial. Entre ellos, la creación de un nuevo Palacio de Justicia que podría ubicarse en el centro de la nueva ciudad, detrás del actual Hospital Don Benito-Villanueva.

Al respecto, Gallardo justifica la nueva construcción por la falta de capacidad de los actuales edificios que “se encuentran obsoletos y no tienen capacidad para englobar nuevos órganos”.

Un aspecto que, insiste, se va a reivindicar de forma clara pues desde su punto de vista, “es una forma de ir haciendo ciudad”.

La de hoy ha sido una reunión muy fructífera, tal y como apuntan ambas partes que aún centran su atención en el próximo 20 de febrero, posible fecha para la consulta popular; el día en el que los ciudadanos decidan su futuro.

Al respecto, Gallardo reconoce que “aunque tenemos el firme convencimiento de que será aprobado”, será la consulta la que tenga la última palabra.

A partir de ese día, todo el proceso se acelerará, pero “lo que tenga que venir será como fruto maduro de ser el tercer municipio de Extremadura”, aunque Gallardo apunta que “esto les competerá a otros actores de la política local”.

Así, reitera que la política con mayúsculas “se escribe con renglones largos”, por lo que “no podremos pretender que lo que se hace hoy lo veamos nosotros mismos, estamos cambiando la historia de las generaciones venideras”.

Gallardo espera que el próximo 8 de noviembre, el Consejo de Ministros apruebe, para el 20 de febrero de 2022, la consulta popular en la que los vecinos podrán expresar su opinión sobre la fusión; en la que se han fijado un umbral mínimo del 66 por ciento para que la decisión que salga sea la de “una mayoría cualificada, que haga que no haya retornos en el proyecto”.

No obstante, matiza que la consulta no es necesaria puesto que, con la mayoría simple del 50 por ciento de ambos ayuntamientos “ya se podría iniciar el proyecto de fusión, pero entendemos que algo que se debe hacer con cimientos firmes debe partir de la fuerza y de la unión de los ciudadanos”.

Algo en lo que coincide Quintana que recalca es “clave” informar a la Administración de Justicia y que conozca la posición de los alcaldes, así como los avances que se van produciendo del proyecto.

Además, señala que si no se llega a ese apoyo del 66 por ciento “la fusión no se llevará a cabo”, pero confían en que los ciudadanos conocen la importancia de la unión, que le llevaría a ser el tercer municipio más grande de Extremadura.

Compartir en whatsapp

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.