Intervienen pescado no apto para el consumo

Cajas de pescado

En la madrugada del pasado martes, en la carretera A-66 a su paso por el término municipal de Mérida (Badajoz), la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Badajoz (USECIC), identificó al conductor de una furgoneta, un vecino de la localidad onubense de Isla Cristina.

 

Tras la inspección de la carga que transportaba, los agentes intervinieron 112 cajas de pescado de las especies “bacaladilla y pijotilla”, que carecía de las mínimas condiciones estipuladas, sanitarias y de etiquetado. 

El vehículo carece de  dispositivo de refrigeración, lo que hacía imposible la continuidad en la cadena de frío, así como de documentación que acreditará su legal procedencia y etiquetado que demuestre su trazabilidad.

Según manifestó el conductor del vehículo, el pescado procedía de Portugal y su destino era su posterior venta en Madrid, hechos que la Guardia Civil investiga.

Inspectores de Sanidad del Servicio Extremeño de Salud en unión de la Guardia Civil, levantaron acta de depósito para su posterior destrucción al considerar el género no apto para el consumo humano.

Ahora el infractor al que constan numerosas infracciones por hechos similares se enfrenta a sanciones administrativas, tanto a la legislación de Salud Pública como a la Ley de Pesca Marítima. 


Compartir en whatsapp


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.