Juan Carlos Parejo: "Mi reto siempre es estar en cartelera en Madrid, pero los estrenos son en mi pueblo, Don Benito"

juan carlos parejo con belinda whasington

La historia de Juan Carlos Parejo Sosa (53 años, a quien vemos en esta foto junto a la actriz Belinda Washintong en Medellín) es la de un dombenitense que, partiendo de cero, es hoy por hoy uno de los productores teatrales más importantes de Extremadura y España.

 

En los últimos años nos hemos acostumbrado ya a que sus espectáculos protagonicen las carteleras de los más importantes teatros de Madrid. Ser ya habitual en la capital de España o en Mérida no le hace olvidar sus orígenes, pues todos sus espectáculos se han estrenado primeramente en Don Benito. Sus proyectos no paran y su teléfono está entre los favoritos de las agendas de los grandes programadores de España.
¿Cuál es el origen de ese amor por el teatro?
De pequeño siempre me gustaba el mundillo de los escenarios y el de la radio, imitaba a los locutores, dramatizaba cuentos en Radio 80. Mis primeros pinitos fueron como amateur en el grupo Carasio. Con 17 años me cogieron en el Centro Dramático de Extremadura, donde adquirí formación y a la vez realicé prácticas, por ejemplo en el plantel de ‘El Crimen de Don Benito’. También, mi primer musical, Alicia en el país de las Maravillas, con Coup de Soupe; todo ello con el Centro Dramático. En ese momento tuve la oportunidad de irme a Madrid como actor, pero no cogí ese tren. Acabada esa aventura y ya de vuelta a Don Benito, comencé a trabajar en la radio, en Onda Extremeña, y ahí conocí a Paqui Chaves y a Rosa Moraga y creamos Rodetacón Teatro.
juan carlos parejo y el plantel de la corte del faraónRodetacón se mantiene como nombre del grupo teatral. ¿por qué Rodetacón?
El nombre de Rodetacón viene de Contadero al revés. Abrimos un diccionario para escoger para nombre del grupo la primera palabra que saliese y apareció la palabra Contadero. No nos gustaba y la cambiamos al revés. La primera obra que hicimos fue ‘Una hora sin televisión’, muy avanzada para la época, con el tema de los malos tratos como eje argumental. Todo era amateur. Recorrimos muchos pueblos, pero compaginándolo con nuestros trabajos. Era a finales de los 80. Después hicimos ‘La zorra y el escorpión’ y ‘La boda del Comecocos’ en la que tiré de gente joven que salía de la escuela municipal de teatro en la que yo impartía clases.
De actor a productor.
Llegó un momento en el que yo vi que quería avanzar. Fue por 2003 y quería profesionalizar más la compañía. Rosa Moraga y Paqui Chaves no siguieron en esa aventura y yo decidí que era el momento de dar un paso a un lado y cambiar el escenario por estar entre bambalinas. El primer espectáculo fue ‘Yo soy aquel negrito’, que fue todo un bombazo. Con 302 representaciones ha sido la obra más vista en Extremadura. Supuso un antes y un después. Cree la marca ‘El Negrito Producciones’ y abrí mucho mercado. A raíz de ese éxito me demandaban más obras. Marqué mi línea de musicales y espectáculos coloristas y formé mi equipo, con personas que me han acompañado en la gran mayoría de mis montajes, como Miguel Murillo como guionista y Ricard Reguant como director.
Dicen que de Madrid al cielo…en este caso de Don Benito a Madrid.
El Negrito se estrenó en Don Benito, pero mi gran sueño siempre ha sido Madrid. No cogí en su día el sueño como actor de ir a Madrid y ahora tenía que hacerlo como productor y logré llevar El Negrito a Madrid. Fue una experiencia bestial y descubrí que los sueños se hacen realidad. Recuerdo de llovía muchísimo, pero permanecí una hora viendo el cartel en la fachada del teatro y me decia: «Esto me está pasando». Después, una puerta abría la otra. Todos mis espectáculos posteriores han estado en Madrid porque logrado el sueño con El Negrito, mi reto posterior ha sido llegar cada vez a teatros más importantes. Hemos conseguido estar en los cinco teatros más importantes de España. Calderón, Nuevo Apolo, Alcalá, Reina Victoria…Solamente se me resiste uno y es porque está El Rey León. Sin embargo, Don Benito siempre será mi pueblo y si no estreno un espectáculo en Don Benito, parece que no está bendecido.
Madrid, pero además otras ciudades españolas y, por supuesto, el festival de Mérida.
Mi debut como productor en el festival de Mérida fue con Hércules. Después repetí con La Bella Helena y el año pasado con La Corte del Faraón, que este año ha recalado también en las extensiones del festival.
¿Sus obras llevan diversión y a la vez algún mensaje?
Se basan en el entretenimiento, pero algunas llevan implícito algún mensaje de compromiso social. El maltrato, la emigración o la libertad de expresión han salido a relucir en los montajes.
¿Próximos proyectos?
Prevemos estar del 21 al 23 de agosto con La Corte del Faraón en Los Veranos de la Villa de Madrid y en otoño estrenar algo nuevo.


Compartir en whatsapp


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.