Puerta Grande elogia la colaboración de Roberto Gallardo en la difusión de la tauromaquia

plaza de toros

La Asociación Cultural Taurina Puerta Grande se ha unido al comunicado de la Federación Taurina de Extremadura, manifestando su pésame a la familia y amigos del Torero Roberto Gallardo.


Según Juan Carlos Marcos, presidente de Puerta Grande, Roberto tomó la alternativa en 2010 de manos de Finito de Córdoba y El Cordobés en su localidad natal Villanueva de la Serena, en su carrera como Matador. Fue víctima de sequía de contratos, como muchos de sus compañeros de profesión, “la más bonita del mundo y paralelamente la más difícil y llena de sinsabores del mundo”.
Tomó la decisión de cambiar el oro por la plata, cambiando de categoría profesional para seguir su carrera como subalterno, cosa que muchos criticaron en su momento, pero su amor y dedicación al Mundo del Toro le llevó por esos derroteros.
A partir de ahí, ha estado a las órdenes de Matadores de Toros, Novilleros con Caballos y últimamente se le podía ver en las cuadrillas de los Alumnos de la Escuela del Patronato de Tauromaquia de la Diputación de Badajoz, “la última que vez que pudimos verle vestido de luces en Don Benito fue en la Novillada del año pasado”.
Ha estado vinculado al mundo del toro, tanto en su vertiente profesional como banderillero, como de forma personal, colaborando y formando artísticamente a diversas personas, incluyendo niños con la ilusión de querer ser toreros, a los que ha instruido, ha contactado y ha acompañado en sus inicios.
“Desde Puerta Grande lamentamos doblemente la pérdida, ya que se encontraba colaborando con nosotros en la creación de una nueva asociación para la formación de Aficionados Prácticos y punto de partida para futuros alumnos de la Escuela del Patronato de nuestra zona, eso sí, de forma desinteresada, hasta el punto que nos había ofrecido su inventario de trastos de torear, para iniciar las labores una vez hubiera sido empacado el proyecto”.
“Para nosotros –añade Juan Carlos Marcos- era la persona ideal, por cercanía y por supuesto por el trato exquisito que teníamos con él. Al final, y después de haber batallado muchas veces con la muerte, de recibir cornadas y salir adelante, ésta aparece de forma traicionera e inesperada. El toro de la vida se ensaña”.


Compartir en whatsapp


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.