El museo etnográfico incorpora piezas de la antigua escuela de artes y oficios

acto de cesión de piezas al museo de Don Benito

El Instituto Cuatro Caminos de Don Benito ha cedido al Ayuntamiento de Don Benito un total de 38 objetos procedentes de la antigua Escuela de Artes y Oficios de la localidad.

 

Dichos objetos fueron elaborados hace décadas en la mencionada escuela y habían pasado a propiedad del Cuatro Caminos como heredero docente de aquella.

La colección cuenta con muebles de distintos formatos, sillas y esculturas, todo ello realizado en madera, y pasa a formar parte del museo etnográfico dombenitense para poder mostrárselos a la ciudadanía. La cesión es temporal, por un periodo de quince años

Al acto de cesión asistieron el alcalde de Don Benito, Jose Luis Quintana; la concejal de Cultura, Natalia Blanco; el director del Instituto Cuatro Caminos, Juan Ruiz; y varios antiguos alumnos de la escuela.

Juan Ruiz destacó la realización de esta cesión, ya que se trata de piezas expuestas a deterioro en el instituto y "qué mejor lugar para albergarlas que el museo etnográfico". Por su parte, tanto el alcalde, como la edil de Cultura, agradecieron el gesto del instituto.

En representación del alumnado, Juan José Lozano detalló algunas de las peculiaridades de las piezas cedidas, que fueron realizadas mayoritariamente en las décadas de los cuarenta y cincuenta del siglo pasado. Lozano ensalzó la figura de Juan Aparicio, reconocido pintor y maestro de la escuela de artes y oficios, y llegó a proponer al ayuntamiento que el museo pasara a llamarse Museo Etnográfico y Artístico Juan Aparicio. Finalmente reivindicó poner a alguna calle de Don Benito el nombre de la escuela.

La relación de objetos se compone de un sillón de madera tapizado en terciopelo verde, cuatro sillas de madera a juego, una mesa de reuniones tallada, sillones y sillas de madera tapizadas en piel sintética verde, una mesa de despacho, varios arcones, un mueble tallado con motivos religiosos, una escalera de caracol a pequeña escala, bajorrelieves con motivos religiosos, marcos y una escultura de San Francisco de Asís, entre otros.

Gran curiosidad despierta, por ejemplo, la escalera de caracol. Fue realizada en el taller de carpintería del maestro Emilio Camacho García por varios autores. Un bellísimo mueble castellano no se queda atrás. Probablemente es de los objetos de más valor. En su realización se emplearon al menos seis cursos seguidos.

También cabe destacar la figura de San Juan Evangelista realizada por Antonio Reyes Herrera, artista dombenitense, hijo predilecto de esta ciudad cuyos trabajos tienen una gran inspiración románica. Tiene al menos sesenta obras donadas al museo etnográfico de Don Benito. Antonio es de los escasos alumnos que asistieron a la primitiva escuela de trabajo situada en la calle La Corte, creada en 1929 y cerrada en 1936, reabriendo de nuevo en 1940 y trasladándose a la actualmente denominada avenida de la Constitución en 1942.


Compartir en whatsapp


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.