Antonio María Flórez es vetado por Colombia en la Feria del Libro de Madrid

antonio maría florez

El escritor hispano-colombiano Antonio María Flórez, nacido en Don Benito, es uno de los escritores colombianos “vetados” por la Cancillería del país cafetero para hacer presencia en la programación oficial del país en la Octogésima Feria del Libro de Madrid en la que el invitado de honor es la tierra del Nobel García Márquez.
Escritores de la talla de Piedad Bonnett, Héctor Abad Faciolince, Laura Restrepo, Ricardo Cano, Juan Diego Mejía, Octavio Escobar o William Ospina, han sido excluidos; y otros, como Pablo Montoya o Juan Gabriel Vásquez se han automarginado. Sí acudirán, por el contrario, Darío Jaramillo y Jorge Franco.
El escándalo se desató esta semana cuando el embajador en Madrid, Luis Guillermo Plata, en la presentación del programa, afirmó: <>. Estas palabras daban a entender que la selección de los autores había estado condicionada por su “neutralidad política”, es decir, su condición de ser afines al gobierno del presidente Duque o no críticos con él.
El caso de Flórez es sintomático y diciente. Estaba previsto que presentara Cuentos de ida y vuelta, un libro publicado por la Editora Regional de Extremadura, en una edición especialmente cuidada, en la que él actúa como editor literario y hace una muy documentada introducción sobre el cuento en Hispanoamérica como preámbulo a dos conjuntos de narraciones de la escritora mexicana Mónica Lavín y el autor colombiano Octavio Escobar. El acto de presentación pretendía ser una reivindicación ilustrativa de cooperación cultural entre España y América ya que forma parte del proyecto de hermanamiento de los Medellín del Mundo.
Flórez afirma que hace unos días recibió una llamada del consulado de Colombia en Sevilla en el que se le informaba que su proyecto no había alcanzado a ser “comisariado”, dando a entender que había sido desechado. En virtud de las declaraciones del Embajador, a pesar de que luego ha querido corregir el grave desaguisado, y de los vetos evidentes a los escritores nombrados, el escritor dombenitense ha dirigido una enérgica carta a las autoridades colombianas en las que ha afirmado que: << Más allá de las afinidades ideológicas que pueda tener cada autor, del sentido que quiera darle a su obra, prima su trabajo con el lenguaje y la forma, su mensaje subyacente sobre la realidad que plasma o la ficción que crea y, en últimas, la calidad intrínseca que esa obra tenga>>. <> Cerrando su misiva con una nota preocupante que pone en duda la calidad democrática del actual gobierno colombiano. <>. La polémica está servida y Colombia arranca con muy mal pie en su Feria, en la que pretendía mostrar la riqueza y diversidad de pujante literatura.

Compartir en whatsapp

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.