Demasiado castigo para el Villanovense en Santander

villanovense

El Villanovense cayó eliminado de la fase de ascenso a Segunda División A al perder en el Sardinero por 4-0 (en la ida había ganado por 2-0).

 

Pese a la eliminación, la afición, entregada, despidió colosalmente a los suyos, que ahora descansarán tras una grandísima temporada en la que hicieron soñar a toda Extremadura con tener un equipo en la categoría de plata del fútbol español.
Del resultado pudiera desprenderse un baño del Rácing de Santander al Villanovense. Pudo verse que no, que los serones tuvieron controlado el partido hasta el minuto 74, cuando, en apenas seis minutos, todo se fue por la borda, sobre todo en el 2-0 y el 4-0, dos regalos de la zaga serona.
En la primera parte, el Rácing se encontró con un gol, a todas luces inmerecido, dada la igualdad en el encuentro. Un rechace lo aprovechó en segunda jugada al borde del área Beobide para anotar con la colaboración de un defensa serón que desvió la trayectoria del esférico.
El Villanovense no acusó ese gol en contra y tras el descanso tomó incluso el mando del partido frente a un rival jugando contrarreloj que incurría en nervios y precipitación. Parecía estar más cerca el empate que otra cosa cuando, en un desajuste defensivo serón, Castañeda encuentra una autopista por la banda izquierda para fusilar al guardameta del Villanovense.
La eliminatoria estaba empatada. Parecía empezar un nuevo partido, pero solo tres minutos después, en el 77 Abdon Prats cabeceaba a la red el 3-0 remontando el resultado. Increíble.
Para rematar el peor escenario, Santi Jara aprovechaba en el minuto 80 un regalo de la defensa para batir por bajo a Wilfred.


Compartir en whatsapp


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.