El 71% de las aguas subterráneas de las Vegas del Guadiana no son aptas, según un estudio

aguas subterráneas

El 71 por ciento de las aguas subterráneas de las Vegas Altas no son aptas para el consumo humano, según un estudio de la Confederación de Centros de Desarrollo Rural, a la que pertenece el Centro Rural Joven Vida de Vivares (Cerujovi).


Dicho estudio es el resultado de una recogida de muestras para ver la influencia de las malas prácticas agrícolas en las aguas subterráneas de zonas rurales y arroja que el 29 por ciento son aptas y el 71 por ciento no aptas, con riesgo moderado.
El estudio ha contado con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica. La investigación se ha centrado mayormente en la posible contaminación del agua por las prácticas agrícolas insostenibles.
En total, se han analizado diversos puntos, siendo en la mayoría de los casos, pozos de la zona, aunque también alguna acequia, y agua procedente de manantiales o fuentes naturales. Asimismo, y para conocer más sobre los productos empleados y las prácticas agrícolas, se han realizaron una serie de encuestas, a los propios agricultores, con tierras de labor cercanas a los puntos de muestreo. Tras esta labor de investigación se obtuvieron las siguientes conclusiones:
En la comarca Vegas Altas del Guadiana, se tomaron un total de siete muestras, de las cuales, 2, es decir, el 29% resultaron ser totalmente aptas para el consumo humano, y 5, el 71% no aptas para el consumo humano con un riesgo moderado, generalmente por la presencia elevada de nitratos (superando lo 50mg/litro marcados por la regulación para aguas de consumo humano)
De estos resultados se desprende la necesidad de una regulación más exigente, así como un incremento en el control de las aguas mediante muestreos periódicos, que asegure la calidad de las aguas subterráneas, y haga sostenible su cultivo a medio y largo plazo.
Por otro lado, estos contaminantes pueden transmitirse también a los animales salvajes como conejos, liebres, aves, pequeños roedores, etc. y pasar a depredadores de mayor tamaño como lobos, acumulándose en la cadena trófica, o directamente a la propia ganadería (vacas, ovejas, etc.), , señalan.
Para tratar de contribuir al control y al fomento de las buenas prácticas en el sector agroganadero, Cerujovi informará y hará llegar el informe completo a los agricultores y ganaderos de las zonas de estudio para que sean conscientes de las características de “sus aguas”, y puedan adaptar sus prácticas a las características de las mismas.


Compartir en whatsapp


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.